sábado, 29 de septiembre de 2007

Una versión de Yves Bonnefoy

La luz profunda necesita para mostrarse
de una tierra aplastada y crujiente de noche.
Es de un tronco tenebroso que se exalta la llama.
La palabra misma necesita una materia,
Una ribera inerte más allá de todo canto.

Tendrás que atravesar la muerte para vivir,
La más pura presencia es una sangre derramada.


De Du mouvement et de l’inmobilité de Douve
(1953)


texto fuente

La lumière profonde a besoin pour paraître / D’une terre rouée et craquante de nuit. / C’est d’un bois ténébreux que la flamme s’exalte. / Il faut à la parole même une matière, / Un inerte rivage au delà de tout chant. // Il te faudra franchir la mort pour que tu vives, / La plus pure présence est un sang répandu.

2 comentarios:

buma dijo...

sólo paso por acá... este blog si que tiene onda! jajaja

netinquietepas dijo...

maravilloso.
Siempre, como te caracteriza, un gusto exquisito y una sentida traducción.

gracias por los regalitos que dejas para los paseantes.

un beso.
buenas aunque brevísimas vacas.


vlt.